Inicio / Poemas / Ocasos

Ocasos

OCASOS

Un llavero de sol tenía mi madre

con el que abría los sótanos donde él se escondía

En invierno marchaban muy juntos

Dios hablaba por ellos

les delataba al besarse en el mismo rincón

primero iba uno

y el otro le seguía el rastro

 

Los años tenían cerca una estrella de carne

una puerta amarga y luminosa

Los dos eran del rojo de una noche temblando

Él le extendía las manos sin ojos en la cara

y ella ponía un canario en el hueco de sus párpados

 

Las pestañas de él forjaron una jaula

se perdieron otra vez

 

Cuando vino la última edad

se besaron realmente envueltos en este papel

Él sin querer tragó la llave de la jaula

se ahogaron las palabras

entonces el canario cantó de miedo atrapado en el poema

y el puño de mi madre nunca volvió a soltar las letras.

 

ocasos_cuadrado_nap

 

 

Jorge Santana Dingbat

 

Acerca de Jorge Santana

Mi cuerpo recuerda lo que mi alma olvida. Mi alma recuerda lo que mi cuerpo olvida.

Revisa también...

Noticias del porvenir

Noticias del porvenir

NOTICIAS DEL PORVENIR Es difícil sacar noticias de un poema pero los hombres mueren miserablemente …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *